jueves, 8 de diciembre de 2016

Hilo


La vida sigue siendo para mí el hilo que va entre el pelito del gato, la página del libro, los piecitos de mis hijas, un pancito, los sonidos amados, una fruta, la muerte.
Seguramente al leer estas líneas volverás a pensar que nunca habré de madurar, y quizá tengas razón.
¿Cómo podría crecer una niña que ha nacido anciana?
¿Cómo podría crecer una niña que lleva sobre su espalda la roca del desamor y que caminará siempre con el pecho abierto por el violento tajo?
Entonces, el misterio del papel de arroz, las esquinas soleadas, los parrales, las flores azules, tus ojos y todas las lluvias del mundo que van a caer.
Y es ahí donde me aterra entender que quizás hayas crecido demasiado.

Arte: Octavio Joaquín Tapia

No hay comentarios: