martes, 3 de enero de 2012

Había y no



Había una vez una bisagra, bergamota crujiente en las manos del niño.
Había un sol, había un equilibrio lejano pero muerto.
Había una fortuna en camino, y un encierro absoluto en la mazmorra oculta en el cuarto del fondo.
Había cicatrices, había pan, había desiertos mutuos, carriles, desesperanzas.
Había una vez una amapolaverde y un conejo sin orejas, una manito naranja y un pasado sin fronteras a la orilla de un río.
Había presunta dignidad, pretéritas alquimias.
No había terreno sin correr.
No había fuente.
No había esquimales a la vista ni espineles rotos.
No había lombrices, no había caño.
No había vencido Dios, ni había nacido.

Foto: Camping Musical Bariloche, enero del 2006; archivo personal €:>