lunes, 10 de mayo de 2010

no money...



Y te invoqué entre muchas posibles opresiones;
obedeciendo puntuales mandatos emprendí inciertas tiranías;
y tanto insistí endemoniadamente, maniobras perspicaces, oblicuas,
pereciendo orilladas, escurriéndose miopes, irresistibles, temblando...
Y el tiempo, acróstico elegante, toca, incoherente, escindido, maniático, pulcro, olvidadizo, el tembloroso imperio elefante de una música perdida, orbitando.

Arte: Simón Pina
http://www.facebook.com/Droxus

3 comentarios:

Dr. Krapp dijo...

Emites adjetivos con una precisión exquisita, Myriam. Luego todos ellos combinados forman un tapiz que nunca pierde su admirable elegancia primordial.

la stessa ma altra dijo...

gracias Doctor, todo se lo debo al tiempo...

Ñoco Le Bolo dijo...


Delirante conjunción de palabras que, desordenadas, adquieren un orden interno cercano a la locura.
Me pierdo y no me encuentro pero tampoco hace falta... no vaya a ser que no me guste.

beso musicado

CR & LMA
________________________________