jueves, 1 de octubre de 2009

Cosas suaves


#1. con alas

Ya no me gusta tu casa. La prefería cuando el papel roto a tiras dejaba escapar alguna pequeña angustia, alguna miseria delicada.


#2. postigos, colchones, zarzas...
Nunca pensé que fuera tan difícil caminar por esa calle desierta.


#3.
Olas suaves en un mar de leche, el fuego que calienta el café...
pisadas sobre el azúcar.


#4.
Atardece sobre la ancha cúspide;
y nosotros, como meteoros en la sombra, vamos recogiendo todos los poemas de amor del universo.
Tensos.

6 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Sinceramente la primera estrofa me parece una maravilla:

"Ya no me gusta tu casa. La prefería cuando el papel roto a tiras dejaba escapar alguna pequeña angustia, alguna miseria delicada."

Es la misma sensación que tengo en esos espacios de la vida tan llenos de todo menos precisamente de eso...de vida.

la stessa ma altra dijo...

Si Lobo, pero cosas uaves, algunas de desamor, otras de amor... en todo caso, sigilosas y calmas... ver al otro sin vida es quizá lo más doloroso de todo, ver como se seca, se deshilacha, se petrifica...
Dr. Krapp, gracias por su apreciación; me hizo recordar que suelo pensar seguido en tres cosas: "Lavorar stanca" como diría Pavese..."pero no vivir de lamentos como jilguero al que han cegado" (Ungaretti) y el poema de las ciruelas de William Carlos Williams... no los nombro para hacerme la erudita, la verdad es que desde que los leí, cada uno a su tiempo y no se porqué, aparecen. Y usted me hizo acordar...Se los presto por un rato... : )

Bibiana Poveda dijo...

suaves, delicadamente tensas y extensas.
bello, Myriam.
abrazo!

la stessa ma altra dijo...

Bibi me entiende... : )

gabriel dijo...

Me gustan todos. Lo de "meteoros en la sombra" está para robarlo como título de una pieza...

la stessa ma altra dijo...

y dele, robe nomás, que me gusta...